Los Grupo B: la época dorada de los rallies

Los Grupo B: la época dorada de los rallies

Dicen que tiempos pasados siempre fueron mejores, y en este caso habría razones para afirmarlo y razones para no estar de acuerdo. Los Grupo B marcaron una época en el mundo de los rallies. Aquellos automoviles con sus excasos 1000 kg, 500 cv y una aceleración desmedida llenaron de emoción el campeonato en los años 80, pero tambien demostraron su peligrosidad con consecuencias trágicas y ahí llego el final de los Grupo B.
Lancia Stratos, el mito de los rallies

En aquel momento en el Mundial de Rallies competían vehículos de calle ligeramente modificados en dos categorías el Grupo 2 y el Grupo 4 hasta que se decide permitir el uso de tracción total y se plantean cambiar de Grupo 4 y Grupo 5 a Grupo A y Grupo B, respectivamente. Entonces ninguna marca decidió arriesgarse, excepto Audi que con su Quattro logró en 1980 ganar su primer rally y demostrar que los vehículos con cuatro ruedas motrices no tenían porque ser pesados y lentos y por lo tanto cargar con una desventaja que les impidiera ganar.

En 1982 el Audi Quattro era el coche a batir, y fue en 1983 cuando definitivamente se instauran la Grupo A y la Grupo B en sustitución del Grupo 4 y el Grupo 5, siendo el Lancia 037 el primero en ser registrado como Grupo B y el único que sería capaz de hacer frente al imbatible Audi Quattro.

Audi Quattro

De alguna forma la Grupo B se convirtió en más especializada y más avanzada tecnológicamente que los antiguos Grupos 4 y Grupo 5, ya que ahora para homologar un vehículo Grupo B tan solo había que fabricar obligatoriamente 200 vehículos frente a los 400 que eran obligatorios antes. Además para hacer una evolución bastaba con fabricar 20 nuevos vehículos, por lo que los Serie B estaban siempre a la última en tecnología.

En 1983 el Lancia 037 se hace con el Título de Constructores y un año despues aparece el mítico Peugeot 205 Turbo 16 en cuyo diseño colaboró Jean Todt como jefe del equipo Peugeot Talbot Sport, y en éste, su primer año, Ari Vatanen pilotando el Peugeot consiguió ganar el Campeonato del Mundo. Así la progresión de los Grupo B continuaba y aparecían nuevas marcas interesadas en entrar en la puja, como Ford con su RS200 y Austin.

Peugeot 205 Turbo 16

Las prestaciones de los Grupo B no paraba de aumentar y cada vez eran más dificiles de controlar, incluso se llegó a pensar en hacer un Grupo S con una limitación de 300 cv para limitar el desarrollo de los Grupo B. Pero el Grupo S nunca llegó a competir, y es que en 1986 tras los accidentes de Vatanen en el Rally de Argentina, donde casí muere, el accidente de un Ford RS200 en el Rally de Portugal que mató a tres espectadores y finalmente el accidente en el Rally de Córcega en el que murieron Toivonen y su copiloto Sergio Cresto llevó al fin de los Grupo B.

Audi Quattro

Para el año siguiente se prohibieron los Grupo B y Ford y Audi no terminarían la temporada. Aquí llegamos pues al final de La época dorada de los rallies, los Grupo B.

Dejo en el tintero algunas historias más como los accidentes de Toivonen y Vatanen y entrar un poco más en detalle en la historia de los míticos Grupo B como el Peugeot 205 Turbo 16, el Lancia Delta S-4, el Ford RS200 y otros.

Videos de los Grupo B

Más información: El Accidente de Toivonen: El Fin de los Grupo B

Compártelo

Si te ha gustado este artículo, envíalo a Meneame o Fresqui

Artículos relacionados:
Las 7 mejores historias de rallies
Las 10 mejores Historias del Motor
La muerte de Toivonen: el fin de la Serie B
El estilo alemán
Historia del Porsche 911
 

Comentarios realizados sobre este artículo

  1. Luis Miguel said:

    Magníficos post sobre los Grupo B y el trágico accidente de LeMans de 1955, enhorabuena. Efectivamente, para bien o para mal, ambos son momentos míticos de la historia del automovilismo.

    En cierto modo hermoso tener en cuenta también el regreso de Mercedes como marca oficial a finales de los 80 con los C9 de Sport Prototipos para ganar la carrera más de treinta años después.

    Y sobre los GrupoB, decir que, desde entonces, los rallyes son un poco menos fascinantes. Los muchos vídeos (algunos de ellos grabados en 8 y 16 mm con el aporte de calidad visual que ello conlleva) que circulan por internet de aquellas bestias, son sencillamente imágenes de culto. Sólo recordar un par de frases acerca de, probablemente, el más mítico de todos aquellos coches, el Audi S1 con el que Rohrl aplastó a sus rivales en el San Remo de 1985. DEcía el propio Rohrl en una entrevista, que en el S1 rebosaba tanto la potencia al bastidor que era prácticamente imposible de llevar en línea recta (cosa que se aprecia bien en los videos, siempre de costado). Y por otra parte, la tremenda frase de Michelle Mouton cuando, recordando aquellos años, dice que lo que le queda es, sobre todo, un sonido: el del Quattro corriendo por los tramos nada sonaba como un Quattro, decía la francesa. Si véis un vídeo con sonido original, sabréis por qué.

    Saludos

  2. admin said:

    muchas gracias Luis Miguel, un comentario muy útil

    he añadido un video del Audi Quatro S1

    un saludo

  3. Luis Miguel said:

    Magníficos vídeos, tengo copia en alta calidad de ambos, si no me equivoco.

    La Mouton lo condujo, y ganó en el Pikes Peak con el en el 84 (tres años antes de la impactante aparición de Röhrl con aquella bestia de S1). O sea, que sabe lo que se dice

    Saludos, y gracias

  4. Antoine said:

    Solo puedo decir: IMPRESIONANTE!!!
    Cosas asi son las que hacen que cada vez me guste más el mundo del motor.

    Bueno, saludaros a todos, ya que es mi primer mensaje después de unirme a vosotros, tras conoceros en Motorpasion.
    Con esto me habeis enganchado

    Un saludo

    P.D.: Increibles las historias del motor. Enhorabuena!!

  5. TONY SOSA said:

    Son Lo Mejor Que Existio Del rally Epocas Como esa Quedaron En Mi Memoria Por Siempre Como el Mejor de Los Recuerdos



Páginas que enlazan este artículo

  1. Porsche 911 - Historias del Motor
  2. Historia del Porsche 911 - Historias del Motor
  3. Las 7 mejores historias de rallies - Historias del Motor
  4. La muerte de Toivonen: el fin de la Serie B - Historias del Motor


Pon tu comentario


Regístrate en Historias del Motor
Para comentar no hace falta que estés registrado, aunque es recomendable que te registres para evitar que tu identidad pueda ser suplantada.
Si ya estás registrado, identificate como usuario registrado de Historias del Motor.